Bart
Bart
Bart
Bart
Bart
1 2 3 4 5

sábado, 26 de octubre de 2013

La gallina Martina

La gallina Martita era la gallina mas querída por su dueño porque daba muchos huevos mas que ninguna otra del corral. Gracias a eso vivía cómodamente sin necesidades. A todos los visitantes de la granja Don Tomas contaba las virtudes de Martita.
La noticia se había regado como la polvora en un pueblo tan pequeño como "rinconada". Cierto dia vino un comprador , le ofrecio una suma importante por la famosa gallina.
Don Tomas pensó mejor, y se negó a vendérsela, asi unos tras otros  fueron muchos compradores por Martita. Pero la gallina siguió dando sus huevos a su feliz Amo.

Un dia pensó en su ignorancia, sacar mas huevos y sacar mas dinero. Planeo matar a la gallina para sacar todos los huevos que tenia.
Pero que sorpresa solo encontró uno; se puso triste y se echo a llorar por la perdida de su pupila.
Las gallinas empezaron a cacarear al no ver a Marta. Y todas se pusieron de acuerdo en no dar ni un huevo a Don Tomas hasta que les tratara bien como a la famosa Gallina.
Tomas una a una puso nombre a sus ponedoras, e hizo populares como Martita. en buena hora otra vez empezó a dar frutos la granja.
El granjero desde aquel dia aprendio la lección de no ser presumido. Cuenta la historia que toda la granja sigue produciendo huevos para el pueblito "La Rinconada".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Datos personales

Me pasan cosas en mi pensamiento. Me entran ganas de escribir, asi de simple, no hay quien me este empujando a que lo haga. Solo se que debo hacerlo. Solo escribo y sigo escribiendo; solo aparecen las letras, es como si estuviera en un sueño placentero y relajante y que nada me debe despertar para que el sueño sea placido. Hay veces que faltan hojas o se acaban las tintas pero lo que quiero decir sigue adentro hasta que lo hago. Te sientes bien si dices lo que piensas y el papel te lo acepta y tu tinta sigue corriendo tras las palabras tan dulces , a veces tristes, grotescas, entre tantas cosas que decir... Veo en mi imaginacion reir a carcajadas a mi hermoso cuaderno.