Bart
Bart
Bart
Bart
Bart
1 2 3 4 5

sábado, 13 de diciembre de 2014

Caminar entre piedras


Llegado un momento en la vida, nos alejamos del drama, rodeándonos de gente positiva. La vida es demasiado corta para desperdiciarlo en otra cosa que no sea felicidad.
La vida es una lucha constante el que persevera llegara a su meta.
En esta vida lo único que nos quedara eterno son los recuerdos.
Las caídas de cada día son como las caídas del sol, como cada atardecer; para volver al dia siguiente.
Cuando ya no puedas mas, no te rindas; la bendición esta mas cerca de lo que te imaginas.
Muchas veces esperamos mucho de los demás. Levantate tu mismo y sigue andando.
La fe tiene una suma importancia en nuestras vidas; los que han triunfado han creído en su estrella; en sus sueños.
A ellos nada le parecia imposible." para triunfar no hagas lo que hacen los demás".
Buenas vibraciones y energias positivas para todos amigos/as lectores.

El payaso tritutrador

Rocotin era un payaso alegre y jugueton. Los niños lo adoraban por ser el payaso popular de las fiestas infantiles. Este mimoso personaje, tenia una mascota llamada chiquitin, un chiguagua de ojitos color miel y un pelaje precioso. En las presentaciones chiquitín lucia un peculiar traje ochentero.
Isan cumplía 4 añitos, su madre contrato al personaje mas popular de la ciudad para el gran dia.
Ese dia llegó; mama molia la carne de ternera en la trituradora. El payaso asistió con antelación para preparar el gran show.
Chiquitin olfateo la carne fresca de la cocina y salio corriendo. Se trepo en la encimera cogiéndose entre las cosas que ahí había cayendo plantado de hocico; mientras se atragantaba comiendo la carne.
El niño de la casa al ver apagado la maquina, dio al botón verde, cuando la madre llego, estaba todo listo, puso la plancha y empezaron a salir las jugosas Burger; expandiendo humos ondulantes impregnando cada lugar de la casa.
Los niños bailaron, jugaron y rieron, con las ocurrencias del payaso alegre.
Al finalizar la fiesta busco al perrito; pero este no apareció por ningún lado. Rocotin estaba abatido en el show, y triste por la desaparición de chiquitin. Asi pasaron los días y nunca mas apareció el perrito. Rocotin sufrio tanto que prometio vengar la desaparición de su mascota.
- ¡¡ Sere el mas cruel de los payasos !! No hare reir nunca mas a los niños, jajaja... Todos lloraran como yo he llorado. Y otra vez se hecho a reir a carcajadas. Asi estuvo varios días y semanas.^
Pasado unos meses cumplio su cruel venganza.
Un dia empezó a desaparecer las mascotas de los niños, lloraban desconsolados. Los padres no sabían como consolarlos, no asistían al colegio, no querían comer.
Los padres preocupados fueron a denunciar los robos y desapariciones constantes que ocurria cada dia de los animalitos. El pueblo estaba consternado al no poder dar solución a los hechos.
Pasado un tiempo dieron con el paradero con el posible secuestrador de mascotas. Al dia siguiente, salio en los noticiarios, que el payaso alegre era el malvado. En las afueras de la ciudad tenia una granja donde todavía fueron rescatados alguna mascotas.
El payaso fue detenido por robo y secuestro, los periódicos lo llamaban el payaso triturador; mas conocido como rocotín, que hace algunos meses había inagurado una hamburguesería que llevaba su nombre. "Rocotin burguer". El nombre artístico del malvado payasito jugueton

miércoles, 26 de noviembre de 2014

La cena

La señora Cefora; día anterior a la fiesta se esmeraba preparando platillos sabrosos ; acompañado de suculentos manjares. Tomas si estuviese allí; se hubiese presentado con un ramo de su flor preferida alegrando el día.
Servia la cena con la ilusión de presenciar aquella noche a su ser amado.
Durante el dia quemaba leña fresca recién cortada del sauce y troncos viejos de eucalipto que guardaba de anteaño. La fogata consumia lentamente la leña; de rato en rato la llama subia resplandeciendo todo a su alrededor. Llegada la noche la ceniza se recogia. Su mesa llevaba un presioso florero de margaritas que perfumaba el ambiente recordando asi aquellos momentos felices donde el amor florecia; que ahora era solo un triste recuerdo. Servia la cena cuidadosamente con sus respectivos aperitivos. Risueña y feliz consumida de dolor en su interior.
Su corazón languidecido palpitaba con la emoción de aquel dia. Esparcia la ceniza debajo de la mesa donde pudiera dejar su paso.
Pasada la noche recogia las huellas de su amado  una y otra vez con sus manos templorosas y envejecidas; llevando su vacio espiritual que tanto daño lo hacia. Una vez mas Tomas había vuelto a casa, el repaso de las huellas, le hacia sentir grandiosa y feliz. Aunque sus lagrimas lavaban las huellas recogidas con dolor. Suplicaba algún dia estar con él. Los años habían pasado factura a la señora Cefora, se encontraba sin energía. Al fin cansada como alma en pena cayo rendida  en su sillón viejo, apago las luces, se distrajo por un momento; encendio el noticiero dominical, encontrando consuelo.
La aparición de Tomas fue el comunicado final aquel año. Después de todo una voz como eco repetidas, se oyo en su sentido.
Amada mia... No sufras mas.... Falta muy poco para que estemos juntos, estas sola y abandonada, pronto estaremos juntos, reunidos para siempre.
Entre sueños percibia la dura realidad que se avecinaba encima, rezo reiteradamente, quería estar ahí en ese lugar donde podría encontrar la paz y apagar ese dolor que llevaba dentro. El miedo la paralizaba e invadia provocándole taquicardia y alucinaciones. Habia pasado unos días después de aquel dia. Quedo en coma, a raíz del accidente. La premonición se hizo realidad, llevándola hacia aquel lugar desconocido que todos tememos.
 

lunes, 10 de noviembre de 2014

El Pirata Barba Azul

Después de la muerte del Pirata Barba Roja. En alta mar en el año de las expediciones; en un enfrentamiento sangriento entre piratas. El nuevo Jefe de la tripulación fue Willy; mas conocido como Barba Azul. Su misión localizar el tesoro perdido de una expedición en la época de la conquista al suroeste de panamá.
De repente apareció un tiburón hambriento dispuesto a atacar. Pirata Barba Azul, saco su cuchillo afilado; se enfrento al animal. Cansado y herido de muerte, Barba Azul, logro detenerlo pero no matarlo.
Sin pensarlo mas, Willy lanzo el arpón contra el tiburón salvando así a la tripulación del feroz animal. Después de este susto, Willy estuvo varios días recuperándose de los mordiscos de la bestia marina.
De pronto se oyó "Tierra a la vista" , habían llegado a la isla del tesoro perdido. Llegamos al lugar indicado dijo Willy. Se bajaron de la embarcación, en el bote para llegar así, a la isla perdida. Ahí comenzó una nueva aventura. Zarparon felices.
Willy planto su bandera azul, bordado con su nombre, el cráneo al centro y dos cuchillos bordados en forma de cruz.
Acamparon exhaustos y cansados por el viaje; se quedaron dormidos. Caminaron entre lodo y muchas arañas venenosas.
Un pirata fue picado por una serpiente mortalmente venenosa en uno de sus miembros. El hombre entre la vida y la muerte suplico. Willy lo socorrió amputando la pierna, salvándole así la vida. Cruzaron el rio bravo; alguno llegaron a buen puerto, salvándose del helado agua. Otros cayeron a la catarata de la muerte. Con el resplandor del sol; se reflejaba los restos óseos de cráneos y esqueletos en las cristalinas aguas como si fueran cercanas.
Empezaron las tormentas, los remolinos gigantescos, arrasaban con todo a su paso; hasta los arboles mas viejos y fuertes con sus enormes troncos se derrumbaban. Catalejo en mano, Willy miraba la distancia borrosa. Al amanecer se dirigieron ahí; Después de quitar una enorme roca y matando a las arañas venenosas, cuerpo a cuerpo llegaron al tesoro preciado.
Volvieron cantando la victoria, alegres y malheridos, embarcaron rumbo desconocido; el escondite secreto de los maestros de los siete mares en aquella época.

sábado, 20 de septiembre de 2014

La hada azul

Había una vez un niño llamado Paquito, se portaba muy mal; no obedecía a sus padres, para colmo siempre estaba buscando peleas a su hermano mayor. Una noche la hada azul se poso en la ventana de la habitación. Serenamente se puso a mirar como el niño desobedecía a su mama cuando intentaba acostarle, pasado un rato el niño parecia dormido; Maria la madre se fue tranquila. Pero Paquito se había hecho el dormido; prendio la luz y se puso a jugar con las cartas; cuando casualmente giro a un lado vio algo brillante en su ventana, apago la luz y se asusto. Rápidamente con el susto que se había llevado, venciendo su temor, pregunto, ¿Quien eres?¿porque me estas viendo? ¿que traje mas brillante llevas?; te pareces a una luciérnaga.
Ay, paquito tu siempre curioso y travieso; valla valla....que morro tienes - le dijo.
Soy la hada azul, muchos niños me conocen. El niño interrumpió. - que raro, yo nunca he oido hablar de ti.
Después de todo es muy tarde, buenas noches, mañana tengo que madrugar.
La hada movió la cabeza, como diciendo ya esta bien de tanto parloteo.
Soy la hada azul y voy a las casas donde los niños se portan mal. Tu paquito sabes de que te estoy hablando; tus padres te adoran y no saben como ayudarte para que te sientas contento y feliz.
He decidido darte una oportunidad, me tienes que prometer que te portaras bien de ahora en adelante.
El niño sorprendido pregunto: - ¿si no obedezco tus consejos que pasara conmigo?
Si no obedeces te convertiré en una rana y vivirás en el estanco.
¡¡¡Nooo...!!! no me gusta, que asco. pero si te prometo portarme bien de ahora en adelante.
Al oír estas palabras la hada desapareció. Pasados unos días el pequeño seguía en lo mismo; se había olvidado de la promesa.
El día menos pensado la hada se presento sorpresivamente en la habitación del niño. La hada estaba enfadada; saco su varita magica y catapum... cataplass... Paquito ya no era un niño sin no una rana.
Al día siguiente paquito estaba escondido debajo de su cama. Cuando Maria fue a buscarle se asusto mucho, en ese instante sonó el teléfono y fue a cogerlo. Paquito empezó a llorar como nunca antes, estaba muy arrepentido, por no cumplir la promesa que había hecho.  Paquito estaba croando como una rana, Suplico un millón de veces que por favor le dejara ser un niño feliz y obediente para siempre. La hada azul oyendo estas palabras de arrepentimiento convencida que así seria le quito el castigo. En esos momentos entro la madre y paquito se encontraba profundamente dormido en su cama y bañado en sudor.
Desde aquel día Paquito es un niño feliz y obediente, no ha vuelto a pegar a su hermano, en su casa todos están felices, los padres están planeando un viaje a Disneylandia, cuando Paquito finalice el curso en recompensa a su buen comportamiento.

jueves, 31 de julio de 2014

La ciudad de arroz

El arroz pegado en el zapado de Timo. Estaba en el jardín de su casa, una mosca sobrevolaba cerca del niño. Miro atentamente abajo, pudo ver el grano de arroz pegado en sus pasadores. Cada vez que pateaba la pelota; sentía una sensación como si alguien le estuviese diciendo que no lo haga mas. Se sentó, cogió el grano de arroz entre sus dedos, se coloco pegado al oído, curiosamente el granito le transmitió una voz de un hombre muy afligido.
Le suplicaba que dejara de moverse mucho que su ciudad se estaba destruyendo. Timo siguió oyendo asombrado y la conversación se hizo muy larga.
Bueno en su conversación le comunico algo muy importante, que el granito de arroz era una ciudad que se llamaba clemencia. Suplico que encarecidamente que guardara el granito de arroz en un lugar seguro donde nadie pudiera  hacerle daño.
- No comentes con nadie, ni siquiera con tu madre, le dijo el hombrecillo. El niño coloco el granito de arroz en un pequeño bote de vidrio. Lo tapo con un corcho, Coloco en el armario de su dormitorio. La ciudad de arroz quedo oscuro por varios días. El gobernador de la ciudad intento comunicarse con el niño y no pudo. Hasta que un día la madre fue a ordenar el armario ; encontró el bote de vidrio, lo coloco en su mesita de noche. Por fin llego la luz; la ciudad se alegro mucho. Cuando Timo llego del colegio, al ver el bote de vidrio, cogió para guardarlo otra vez, ya que no era un lugar seguro donde se encontraba. Un sonido extremecio su ser. Era el gobernador del liliputiense país. Desesperado intentaba comunicarse con Timo. Era la voz del gobernador, suplicándole que no le encerrara en el armario. Prefería que lo dejara en su mesilla de día y de noche lo guardara en el armario. Por seguridad de algún peligro. Había pasado muchos días, no había comunicación, al parecer todo se encontraba bien. El niño destapo el frasco de vidrio para coger el granito mágico. No se oia nada de nada; Como todo niño curioso, planto el granito de arroz en su jardín, para que estuviera mas seguro. Cuando se levanto al día siguiente, vio que el jardín de su casa se había convertido en una aldea de diminutos hombrecillos.
-Ohhhhh, nooooo. - ¡¡¡ Rayossssssss!!! Tengo que solucionar todo esto.
Fue a desenterrar el grano y no lo encontró. Cogió al gobernante y lo encerró en el frasco, y ¡¡¡Zasss!!! desapareció la aldea. Desde aquel día Timo, aprendió una lección muy importante, pensar antes de actuar. 
En el desayuno dijo una frase a sus padres. - " Si el hombre actuara diferente , cambiaría el mundo".
Gabi y Saul se quedaron pensando y luego se echaron a reír de alegría.

viernes, 13 de junio de 2014

El mosquito rojo y la rana verde

Era un mosquito que tenia la colita roja, un día paseaba por el bosque una rana; se acerco muy despacio y con una pregunta curiosa; - Oye tu mosquito, ¿ porque tienes la colita roja? ¿Qué comes para tener ese color?.
El mosquito amablemente contesto, me gusta chupar la sangre de los visitantes del bosque.
La rana criticona le dijo: - No debes molestar a la gente, deja que ellos caminen tranquilo disfrutando del paisaje.
Colita roja contesto apenada - no tengo de que alimentarme, no tengo otras cosas. Esa no es una buena respuesta dijo la rana. Podrías alimentarte de frutos maduros y semillas que hay en el bosque.
La ranita se marcho, y mosquito quedo preocupado, y se puso a volar.
Aquel día se animo a probar nuevos alimentos, la mora silvestre, piñones, y otras cosas quedando encantado. Ahora se llama el mosquito verde, ya no tiene la colita roja, la rana y el mosquito recorren los bosques del mundo entero, enseñando a cuidar el ecosistema.

jueves, 12 de junio de 2014

El pollito Mario

Era un pollito muy amarillito; comía mucho, después se quedaba dormido. Cuando su mama lo levantaba decía siempre: ¡Pio,pio,pio! y enseguida se ponía a comer maíz y trigo.
Tenia el cuerpo redondito y las patitas largas. después se iba a rascar en la tierra con sus pequeñas garras, cuando se iba a buscar a su mama, empezaba así a piar. ¡pio,pio,pio!
Entonces venia la mama muy contenta a darle maíz y trigo por mucho rato. Cuando terminaba de comer se quedaba dormidito en su nido de paja.
Pasado un tiempo el pollito Mario creció muy grande y cambio de voz. Se convirtió en un pollo muy hermoso, caminaba despacito de un lado a otro; le ganaba el sueño en cualquier lugar; quedándose dormido por mucho rato. Cierto día se quedo dormido en el camino hasta que vino un coche, este al ver que no tenia intenciones de levantarse le toco la bocina. Mario muy relajado se retiro del camino para seguir durmiendo; al parecer no se asusto nada. El pollito  Mario a pesar de ser grande, todavía es un bebe por su corta edad. Pasado unos meses Mario se convirtió en un súper pollo como los superhéroes, siguió comiendo mucho maíz y trigo para seguir siendo el pollo mas lindo de la granja.

miércoles, 30 de abril de 2014

La rana Tota

Era una ranita muy feliz, daba saltos en el charco. Le gustaba croar.
- CROC, CROAC, CROAC... Así se pasaba día y noche hasta que se quedaba rendido.
Los animalitos del bosque azul, la llamaban la rana cantora. Tenia muchos amigos y un millón de admiradores. Su lugar favorito era el lago azul, allí había una flor flotante, su flotador favorito.
Un día la ranita amaneció cansada de ver todo azul a su alrededor. Decidió irse de viaje a otro lugar que no sea azul. Al país multicolor. En su largo viaje atravesó muchas dificultades, cruzo mares, ríos y montañas; cuando pensó que no llegaría aquel lugar. Diviso a lo lejos un lugar de muchos colores. Se asombro mucho.-  ¡¡ Ohh !!, que maravilla . dijo la rana, entusiasmada. Tanto tiempo viviendo en un mundo azul; cuando hay tantas cosas bellas en el mundo por descubrir; en ese momento apareció una rana camaleónica, y muchas ranas y sapos de colores. Al verla todo azul murmuraba. La rana azul se sintió mal, se marcho rápido para buscar un escondite. Al día siguiente, se levanto desanimada, pensó volver a su mundo azul para ser feliz. Cuando salió de su escondite, estaba rodeado de muchos animalitos coloridos que la miraban con asombro.
Pepa la rana, jefa del lago multicolor, le dijo: - ¿ que sabes hacer? demuéstrame que tu si vales.
La rana azul se puso a croar así: CROC, CRAC, CRIC, CROAC, RUC, RUC, CRIC, CROC, CROC....
Al oír la melodiosa voz, todos empezaron a aplaudir, la rana se sintió feliz, Pepa la invito a unirse a su grupo. También le dijo que le gustaría conocer el país azul. La rana azul y Pepa, formaron una escuela de música en el país multicolor. Después de mucho tiempo, la rana Tota volvió a su país con su amiga Pepa, para hacerla conocer su cultura. Felices y contentos volvieron al país multicolor para quedarse ahí por siempre.

lunes, 21 de abril de 2014

Pugy y el saltamonte


Pugy era una mariquita muy trabajadora. Cuando llegaba la cosecha trabajaba día y noche guardando la comida al año siguiente. Arreglaba su cabañita de bambú para pasar el crudo invierno, apenas tenia tiempo para sus amigos.
Mientras que un saltamonte llamado Beto se la pasaba tocando su violin y bailando. Cuando se encontró con la mariquita le criticaba diciendo: - ¿Por qué trabajas tanto? No tienes tiempo para divertirte. Siempre estas ocupado. ya no ríes, ni hablas con los amigos, que aburrida es tu vida; en cambio yo, salgo a tocar mi violin y me lo paso bien con mis amigos.
Pugy no dijo nada y se marcho. La mariquita siguió divirtiéndose feliz, mientras tanto en los bosques los pájaros dormían de un lugar a otro, donde encontraban arboles. Cuando termino la estación soleada, llego la lluvia, con vientos huracanados, los arboles se quedaron sin hojas, los pajarillos piaban de frio, y se mojaban con la lluvia.
Pugy la mariquita pasaba apenado, viendo como pagaban las consecuencias de sus actos por no haber preparado sus nidos a tiempo.
Empezaron las lluvias torrenciales, formándose riachuelos y el frio congelo las aguas. Así pasaron muchos días. La mariquita salió en busca de su amiguito el saltamonte. Era imposible encontrarlo; la niebla no le permitía ver bien. Ya cansado de caminar, estuvo a punto de regresar a su casita; En ese momento dio un traspiés, tropezando. ¡PLASH...! cayendo encima del charco de agua. Vaya, que sorpresa. Ahí estaba su amiguito congelado como una piedra. La mariquita desconsolado fue en busca de ayuda. Todos los animalitos del bosque dieron una cristiana sepultura al feliz cantor del bosque. Todos recuerdan en sus corazones al alegre saltamonte por siempre.

viernes, 4 de abril de 2014

Adam y el Pulpo

Era un joven de vecindario, vivía con su madre, una mujer trabajadora. El padre les había abandonado. Adam a su corta edad trabajaba los quehaceres de un hacendado. Los fines de semana se iba a pescar con su amigo Champi, uno de ellos llevaba sebo, anzuelos, redes... Eran unos chicos polifacéticos.
Dormían en arena enterrándose. Se levantaban de madrugada, era la hora donde se reunía los cardúmenes, una especie de hora punta.
Adam no despertó a Champi, y se fue solo a la parte rocosa donde golpeaban las olas. Se sentó ahí, sigilosamente lanzo un anzuelo para capturar su presa, resbalo y cayo a las aguas rocosas.
Las olas lo golpearon, se tuvo que zambullir muchas veces, para esquivar las gigantescas olas, las neblinas y frías aguas, lo agotaba cada tiempo que luchaba por salir. Tubo una sensación que algo le jalaba con mucha fuerza, el miedo le produjo coraje, se cogió fuerte en la roca, aunque los cortes, se profundizaban por la presión en sus manos. Siguió abatiéndose como un guerrero valiente, al fin se impulso escalando la roca. El pulpo desgarro la ropa de Adam, llevándose a las profundidades del mar. Gracias a su vestimenta, se pudo salvar, camino rápido a la carpa, estaba débil. Las heridas le sangraban, pero su vida estaba a salvo.
Champi aun dormía profundamente. Al día siguiente conto a su amigo lo sucedido.
Le tomo poca importancia, era un chico muy superficial. Vaya, que consuelo. Después se fueron a pescar, en la orilla del mar encontraron flotando a un pulpo. Champi lo cogió y abrió la tripa con un cuchillo, y que sorpresa. El vaquero azul, estaba teñido de morado, el animal murió, por la mala digestión de la tela.
Adam suspiro un momentito, preocupado de lo que le había ocurrido a noche; si no fuera por la ropa.
Mientras tanto Champi, hecho a la cesta al pulpo, preparando así, la historia de la hazaña para contar a su familia.

Bicho Carnivoro

Rufino de las Casas era un hombre solitario. Le gustaba mucho la naturaleza. Todos los fines de semana se iba a pasear al bosque llamado Lomas de Lachay que se encontraba a pocos kilómetros de su casa. Era un hombre adicionado que le gustaba cazar mariposas. Su salón estaba decorado con murales de infinita variedad de mariposas. La casa se encontraba rodeada de grandes arboles y flores multicolores. Estaba alejado de la ciudad; desde muy joven se dedicaba a la apicultura ecológica y cultivo de plantas frutales.

Una noche anterior a su paseo al bosque tuvo pesadillas; apenas había dormido, aun así no falto aquel domingo a su caminata, se levanto cansado, sentía una sensación como si llevara plomo en su cuerpo; no fue impedimento se alisto, cogió la red, metió en su equipaje y se marcho.
Una vez ahí, se animo mucho, se puso a divisar por todos los lados muy contento. Estaba debajo de un árbol de sauce, las hojas producían un sonido con el aire, empezó a brillar el sol, se animo a sentarse a la sombra, había muchas hojas. Rufino se relajo tanto que le provoco recostarse por un momento. Al parecer se relajo tanto quedándose dormido. Cuando por fin pudo levantarse sintió que le ardía la cara, un picor insoportable, le entraron ganas de rascarse, a duras penas se tuvo que contener llegando a tocarse con la yema de los dedos. Cazo muchas mariposas de colores, se encontró exhausto y decidió marcharse. Al llegar a casa se fue deprisa al baño para ver que le producía esos picores. cuando se reflejo en el espejo, tenia la mejilla derecha roja en forma de circulo y un puntito negro al centro. Pensó que le había picado una hormiga o un mosquito. Así paso la tarde recostada en el sillón y viendo su serie favorita. Cuando se tuvo que acostar fue a lavarse los dientes y se noto aun mas enrojecido. Se había extendido la picadura; se toco, estaba endurecido la sensación de rascarse se le vino encima. Se aplico pomada para picadura de insecto y se fue a dormir.

Al día siguiente se fue a trabajar; al verse la cara la mancha se había extendido aun mas. En la tarde fue al centro de salud, lo revisaron y lo recetaron un antiinflamatorio y algunos cuidados.
En la noche lo paso fatal, esos comezones y cosquilleos constantes no paraban de fastidiarle. Al día siguiente, volvió al medico, comento su preocupación, al no ver resultados de los fármacos. El medico le examino y decidió mandarle corticoides, y unos exámenes de rutina para confirmar la sospecha.

Se marcho preocupado, no estaba contento con la respuesta del medico, al parecer su instinto natural no lo dejaba en paz. Su corazón latía deprisa como un coche de carrera.
Las dos noches fueron las peores noches de su vida, y esta era la tercera noche de agonía. Al meterse en la cama, sintió hormigueo por todo el cuerpo, estuvo moviéndose de un lado a otro, sentía un desosiego que no le dejaba dormir.

Eran las dos de la madrugada, le entro una sed, tenia la boca seca y la garganta adolorida, se levanto al pararse se cayo al suelo, las piernas no las sentía, estaban adormecidas, sintió una debilidad y mareos que le embriagaban; hasta que cayo desplomado al suelo. Después de un tiempo recobro la consciencia, veía todo borroso, parpadeo muchas veces, intentando ver con claridad, hasta que por fin volvió a ver. Estaba ardiendo en fiebre, su corazón latía muy fuerte y rápido, estaba bañado en sudor, se cogió la pierna para levantarse notándose bultos en todo su cuerpo; eran bultos rojos, que brillaban como una bola de cristal, que empezaron a reventarse uno tras otro, produciéndose líquidos amarillentos, putrefactos, y sanguinolentos, mientras sucedía todo esto se iba formando cráteres profundos en su cuerpo que sangraban sin parar. Lanzaba gritos desgarradores de dolor y lamento, mientras su piel se desprendía deprisa como carne descompuesta.

En esta escena horrorosa, mientras su cuerpo se consumía en vida, el único que no se separo de el, fue la soledad, que siempre llevo en su vida. Finalmente el que dio su ultimo latido fue su corazón...

Pasado unos días, unos buitres sobrevolaban cerca de la casa. Al observar este paisaje de soledad, el guardia forestal que pasaba por la carretera se acerco a la casa , sospecho que algo andaba mal. Encontrándose con una escena horrorosa que jamás olvidaría, después de esta maldición, la casa quedo abandonada.

Ha pasado una década desde aquel día, se supo que el bicho carnívoro puso sus larvas al picar a Rufino, propagándose en su sangre. Finalmente causándole la muerte. Llamado "Karmortravirus". Hoy en día la casa es conocida como la "Casa Maldita".

domingo, 9 de febrero de 2014

extraterrestre

Como todos los días, Morfeo la cogió en sus brazos después de un agotador y complicado examen de antropología e historia universal. Valery se recostó exhausta.
Vivía en una zona residencial acompañada de su hermano mayor, un medico cirujano graduado en Marsella hace muchos años. Valery gustaba leer cosas de misterio sin resolver. Salía poco con sus amigas, era poco casual para una joven de su edad. Cierto día soñó que una luz incandescente proyectaba el techo de su habitación. Ella sintió como si fuera real. La nave extraterrestre atravesó el techo aterrizando dentro de la casa. Se dirigieron a la joven. Ella estaba aterrorizada no se podía mover. Sintió que se le acercaba dos alienígenas, tenían el cuerpo cilíndrico, alargado, su interior era vacío. eran como reflejos de luz de colores, verde bronce.
Se comunicaban entre ellos con unos sonidos guturales, como de ondas electromagnéticas, que producían ecos. La examinaron de los pies a la cabeza. Daba por echo que la llevaría asustada, dijo: - que tenia que levantarse temprano para la universidad.
Mientras decía eso, un sonido le estremeció todo el cuerpo. La transmitieron que el viaje no demoraría. Subieron a la nave ovni, tenia una forma sexagonal deformada con muchas puertas y luces. Era silenciosa. No recuerda mucho como era dentro. La hicieron unos gestos de mano raros. Estaban en la luna, era arena desértica casi en su totalidad; vio en algunas partes piedras calizas y muchos agujeros en el suelo. Subieron otra vez para desplazarnos a marte, este paisaje era arcilloso, predominaba el color naranja, la superficie era barrosa, había líquenes y mucho moho. Al parecer había vida microscópica. Era todo rápido, subieron rumbo a otro planeta, quien sabe porque la estarían paseando. Cuando la bajaron de la nave era todo confuso.
Llego a divisar muchas naves de construcciones sofisticadas y acabados impresionantes; no había nada igual, hombres de gran talla y aspecto invisible. Su comunicación era extraordinaria, tenia ojos grandes y cuerpos cilíndricos. Era como si se traspasara la materia en su cuerpo. La llevaron a una sala blanca e iluminada, la recostaron al aire, era como una camilla mágica de los lados del mueble salían pequeños espejos telescópicos.
Se acercaron a ella con esos ojos grandes, era como si hubieran traspasado a otra dimensión; una luz invadía su interior. Luego vio todo oscuro. Oía sonidos de voces entrecortadas, nada entendibles. Sintió una presión en su cabeza, un dolor punzante y no se acordó de nada mas.
Pensaba que no saldría viva, no sabia si volvería a Tierra. Con facilidad la pusieron de pie, llevándole a la nave; estaba muerta de miedo. Fue todo un instante, estaba otra vez en casa, acostada en su cama. Valery se despertó agitada y bañada en sudor, sintió mucho frio, estaba confundida. Se cogió de su almohada fuertemente llorando desconsoladamente de emoción.

El lago encantado

El fondo del lago era de color esmeralda reluciente; en la cual reflejaba la imagen del bosque como un espejo mágico. Allí se hallaba oculto un tesoro. Cuenta la historia que unos piratas ocultaron ahí un cargamento de lingotes de oro y plata. Al parecer en la época de la conquista.
Muchos nadaron y se sumergieron a la profundidad del lago ocasionando sus desgracias, quedando ciegos. Solo para contar del encanto que había visto ahí abajo. El lago que estaba maldito o contaminado.
El antimonio lo había contaminado, un día llego un chaman al bosque misterioso, la gente hablaba de la leyenda del lago y nadie se atrevía ir a ese lugar. Una noche de luna llena Vito, el chaman; hizo un ritual. Prendió fuego alrededor del lago, el lago se convirtió en una sauna, los olores se entremezclaban, sándalos, tomillos, albahaca y muchos olores que se alejaban lejos  encontrándose con los olfatos mas exigentes. El lago estaba nublado. Cantaba y danzaba alrededor del lago. Después de este ritual el lago cambio de color, la gente estaba asombrada.
Después de este acontecimiento, el tesoro fue sacado del lago, se encontraron valiosos cargamentos de dichos metales en mayor abundancia, el oro.
Después de muchos siglos se ha roto la maldición, los habitantes del bosque  están felices, una parte de la riqueza quedo para el pueblo, hoy en día, luce de mayor esplendor.
Su mayor atractivo es la representación teatral del lago encantado, por sus propios pobladores.

sábado, 18 de enero de 2014

El sabio y el hombre

Había una vez un hombre que se quejaba de su vida, iba caminando lamentándose de sentirse infeliz. Por  no poder tener lo que los demás tienen. Su suerte era desgraciada, nada de lo que hacia le salía bien. Iba de fracaso en fracaso, lo había perdido todo. En el camino cogió una planta, iba tirándola de hoja en hoja, cada desdicha una hoja. Decía ni esta hoja me sirve. De pronto vio que otro venia detrás, recogiendo las hojas que el iba tirando; se puso a esperar para preguntarle porque recogía las hojas que el desechaba. El sabio le contesto, ¿ tu crees que estas hojas no sirven para ti ?
Pero a mi me sirven, para dárselo a otras personas que no tienen nada. Ya ves, hay cosas que tu no valoras. Aprende a valorar las pequeñas cosas que te da la vida quejándote, que no posees nada. Tu por lo menos tienes esa planta, hay personas en el mundo que no tienen ni esa hoja, que tu tiras pensando que no valen. Ponte a pensar en esas personas como se sienten ó se encuentran en la vida. Deja de lamentarte si todavía tienes algo con lo que alimentarte y tienes salud.
Se feliz, haz el bien, solidarízate con tus hermanos, busca la paz interior, aprende a quererte. Veras que tu vida cambiara. Desde aquel día el hombre aprendió la lección. Se empezó amar y amar a los demás.

El Tesoro escondido

Don Tomás tenia 5 hijos. Gracias a su trabajo de muchos años, poseía un terreno agrícola. Vivía cómodamente gracias a sus ultimas cosechas que había tenido en sus últimos años. Un día enfermo de una terrible enfermedad. Los médicos le alertaron de un triste final. El padre confeso que había enterrado un tesoro en la tierra.
Les dijo: - cuando yo muera desenterraran el tesoro para repartirse. Así fue. Falleció Don Tomás.
Los hijos cansados de labrar la tierra para obtener pocos beneficios. Se pusieron de acuerdo para excavar en busca del tesoro escondido.
Tanto tiempo así; No encontraron nada. Cansado desistieron de seguir buscando. Luego de tanto pensar llegaron a la conclusión, descifraron el mensaje que su padre le había dicho. Su padre quería que conservara la tierra, y cultivaran en ella para repartirse las ganancias. No que había ningún oro, ni tesoro en la tierra.
Después de un mal entendido, siguieron trabajando unidos, los hermanos con la voluntad de su padre.

"No hay palabra mal dicha, si no mal interpretada"

Datos personales

Me pasan cosas en mi pensamiento. Me entran ganas de escribir, asi de simple, no hay quien me este empujando a que lo haga. Solo se que debo hacerlo. Solo escribo y sigo escribiendo; solo aparecen las letras, es como si estuviera en un sueño placentero y relajante y que nada me debe despertar para que el sueño sea placido. Hay veces que faltan hojas o se acaban las tintas pero lo que quiero decir sigue adentro hasta que lo hago. Te sientes bien si dices lo que piensas y el papel te lo acepta y tu tinta sigue corriendo tras las palabras tan dulces , a veces tristes, grotescas, entre tantas cosas que decir... Veo en mi imaginacion reir a carcajadas a mi hermoso cuaderno.